Té de tilo o tila

Té de tilo o tila

¿Quieres buscar una buena razón para tomar té de tilo, o tila, en tu día a día?, entonces has llegado al artículo correcto. Después de leer este artículo no hay manera que no lo incluyas en tu dieta.

sigue leyendo para que sepas qué es el tilo, cuáles son sus beneficios, las diferentes formas de preparar su té, y cómo es mejor su consumo.

¿Sabes qué es el tilo o tila?

El tilo es uno de los árboles que podemos encontrar con gran frecuencia en una gran cantidad de países. Sus flores, que son completamente aromáticas, se usan para obtener diferentes beneficios. Por lo que se consideran como una de las partes más importantes de este.

Es muy común que encontremos el té de tilo como una presentación del mismo, pero la verdad es que también hay otras presentaciones de las cuales podemos beneficiarnos de él.

Sin embargo, en este artículo nos centraremos en por qué debemos aprovechar el primero.

Beneficios del té de tilo

La verdad es que los beneficios del té de tilo son muchos, pero nos hemos centrado en aquellos principales, y los que se han podido comprobar mediante estudios y pruebas, para que tengas una idea de lo bueno que sería para ti de tomar una taza más a menudo.

         Posee beneficios diuréticos

La corteza del árbol de tilo se encuentra asociada, desde ya hace mucho tiempo, con efectos diuréticos y diaforéticos. Con el primero le proporcionamos a nuestro cuerpo lo que necesita para que elimine líquidos mediante la orina, generando un efecto “détox” para nuestro organismo.

 Es por ello que, para aquellas personas que buscan bajar de peso, puede ser de lo más útil. En cuanto al segundo aspecto, este quiere decir que la sudoración aumenta, es por ello que el té de tilo se ha usado para aliviarse dentro de la recuperación de resfriados.

         Es capaz de aliviar inflamaciones

Se han realizado diversos estudios para conocer los beneficios del té de tilo, y con ellos se ha podido concluir que el mismo es capaz de combatir la inflamación debido a los flavonoides de este, un antioxidante que podemos hallar en la flor de tilo.

Existen otras sustancias que son importantes de nombrar, como es el caso de la quercetina, o el kaempferol (que se encuentran en el té verde), que no sólo contribuyen con la acción antiinflamatoria, sino que también ayuda el combate contra los radicales libres, y el daño oxidativo.

         Se encuentra relacionado con la presión arterial

Entre los componentes del té de tilo (tales como la tilirosida, el ácido clorogénico y el rutósido) destaca esta cualidad. Y es que, gracias a un experimento que se llevó a cabo en Brasil donde se emplearon ratones, se consiguió reducir la presión arterial de los mismos cuando se les inyectó el extracto de la planta.

Es por ello que, cuando se tiene la tensión alta, se ha utilizado el té de tilo dentro de lo que es la medicina popular. ¡Ya sabes qué hacer la próxima vez en ese escenario!

         Ayuda en casos de indigestión

El té de tilo tiene la capacidad de calmar nuestro tracto digestivo, lo que es una cualidad que comparte con un gran número de otros tés calientes, puesto que el agua a una temperatura alta es capaz de ayudar a que los alimentos tengan mejor movimiento al hacer la digestión.

En algunos casos este té es una parte importante dentro del tratamiento de problemas estomacales.

Como es el caso de China, que no sólo se recomienda tomarlo para la indigestión, sino también para otras patologías que se pueden sufrir en dicha zona del cuerpo.

         Introducirlo en nuestra dieta no es complicado

Entre los mayores beneficios del té de tilo es que su preparación te llevará sólo un par de minutos, y es que en sus presentaciones más comerciales lo único que tendrás que hacer es introducir la bolsita que trae el sobre en la taza de agua caliente.

Como ayuda con la relajación, y a conciliar el sueño, es una buena idea que se ingiera antes de irse a dormir. Este puede beberse solo, o acompañarse con una pequeña rodaja de limón. Si quieres ir más allá, puedes también agregarle un poco de miel para endulzarlo.

¿Cómo hacer té de tilo?

¿Te preguntas cómo hacer té de tilo?, bueno, ya casi llegamos a ello. Te daremos una receta con una preparación que durará sólo 5 minutos, con un tiempo de cocción de 10 minutos. La cantidad será de unos 4 vasos, ¡y todo en pasos muy sencillos!

            Ingredientes del té de tilo

  • 1 litro de agua caliente.
  • 3 cucharadas pequeñas de flores de tilo.
  • 3 cucharadas pequeñas de manzanilla.
  • Media cucharada pequeña de hojas de stevia.

Paso a paso del té de tilo

  1. Para lograr que el agua esté caliente tendrás que colocarla a fuego alto hasta que la misma hierva.
  2. Una vez que esta esté caliente, tendrás que colocar la mezcla de las hiervas en un recipiente y verter el agua.
  3. Cubre tu recipiente y déjalo que se repose por un tiempo máximo de 15 minutos.
  4. Cuando haya pasado el tiempo sólo quedará que lo bebas caliente, o tibio.

También puedes comprar un sobre de infusión

Gracias a la popularidad de este té es muy común que se vea sobres de infusión, donde sólo tendrás que verter el agua en la taza y meter la bolsita por un par de minutos.

Luego retirarla para cuando lo vayas a consumir.

Recomendaciones finales para el té de tilo

Si quieres aprovechar todos los beneficios del té de tilo de los que te hemos hablado en este artículo, y muchos más que hemos dejado por fuera, entonces lo que tienes que hacer es beberlo de la manera correcta. O, más bien, a la temperatura correcta.

Intenta siempre consumirlo cuando el mismo está templado o caliente. Recuerda que te beberás es el agua, por lo que tendrás que botar cualquier residuo de este.

¡Y no entres a la nevera después!, mi abuelita te diría que corres el riesgo de que se te quede tiesa la cara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *