Té de manzanilla

Té de manzanilla

Como todos sabemos, el té de manzanilla promete aliviar muchos de nuestros males físicos y mentales. Pero hace falta ir más allá para comprender por qué es una de las infusiones más famosas en todo el mundo.

Sigue leyendo para que sepas más sobre ella, y la planta en sí, en cuestión de minutos.

¿Qué sabes de la manzanilla?

Entre las hierbas más conocidas en todo el mundo, y también las más utilizadas, tenemos a la manzanilla. Y es que esta cuenta con un gran número de propiedades estéticas, y curativas, que hacen la vida de las personas un poco más agradable.

Es muy común que la misma se ingiera en forma de té, pero también hay muchas marcas que hoy en día la venden para que las personas se las apliquen en forma de cremas o lociones. Como es muy beneficiosa para el cabello, también la contienen una gran cantidad de champuses.

El origen de la manzanilla se remonta a la Antigua Grecia, ya que se sabe que era muy usada en aquel entonces. Aunque también era conocida en el Imperio Romano, y en Egipto, porque ayudaba a las personas por ser parte del tratamiento de algunas dolencias de aquel entonces.

Sin embargo, cabe destacar que su momento de plena popularidad no se vivió hasta los tiempos de la Edad Media, que fue cuando la misma se consumía para combatir al asma, las náuseas, algunos problemas nerviosos, afeccione en la piel, y muchas otras patologías que preocupaban en ese entonces.

Puede ser que hace algún tiempo atrás el conseguir manzanilla se hiciese una tarea un poco difícil, pero hoy en día se encuentra con gran facilidad ya que está esparcida por todo el mundo. La ventaja es que es una planta que resiste muy bien ante cualquier condición climática, y no importa si está en el jardín o en una maceta.

Conoce los beneficios del té de manzanilla

Como te hemos dicho anteriormente, son los beneficios del té de manzanilla que le han dado una gran popularidad a través de los años, y ha ayudado a que esta planta, y los productos que derivan de ella, lleguen a cualquier rincón del mundo.

Es por ello que discutiremos algunas de las ventajas que puedes aprovechar de la manzanilla como una infusión antes de siquiera darte alguna receta. Así podrás saber si es realmente lo que necesitas, o estás buscando algo más.

  • Ayuda a disminuir la hiperactividad. Ser una persona activa no tiene nada de malo, pero, cuando se trata de hiperactividad, lo mejor es buscar ayuda para calmar los impulsos. Y nada mejor que un tratamiento natural que no te hará dependiente a él, o colocará aún más en riesgo tu salud.
  • Calmante y relajante. Muchas personas toman un té de manzanilla antes de irse a la cama, o de iniciar un día estresante, porque este les ayuda a mantenerse calmados.
  • Alivia el estrés. El estrés espontáneo no es nada serio, sin embargo, cuando ya llevas mucho tiempo bajo esta presión se recomienda combatirlo con algún tipo de tratamiento. Y no hay nada mejor que este té para ello.
  • Protege tu estómago. Entre los beneficios del té de manzanilla se encuentran el que actúa a favor de nuestro estómago en algunos problemas, como es el caso de la mala digestión y la trata de las úlceras.
  • Ayuda a aliviar los mareos. La manzanilla y el embarazo, al menos en los primeros meses, van de la mano. Porque uno ayuda a aliviar los síntomas del otro.
  • Alivia cólicos menstruales. Las mujeres saben que cuando sus días especiales han llegado, el dolor no tarda en aparecer. Tomar un té de manzanilla durante ellos ayudará con los cólicos menstruales.
  • Ayuda con las heridas. Aunque no lo creas, la manzanilla ha sido usada desde hace siglos para ayudar con las heridas, que estas sanen rápido. De igual manera, es un muy poderoso antiinflamatorio vía oral.
Recetas con té de jengibre

Recetas del té de manzanilla

En este apartado, conocerás las mejores recetas del té de manzanilla, así podrás agregar para cada

            Té de manzanilla para aliviar y relajar

            Esta es la receta de té de manzanilla que vas a preparar si lo que quieres es beneficiarte de todas aquellas propiedades relajantes y, ligeramente, sedativas. Tu ayudarán a combatir el insomnio, los episodios de ansiedad, y también el nerviosismo.

            Ingredientes

  • 2 cucharadas de flores secas de manzanilla.
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación

            Coloca a hervir 250 ml de agua, y agrégale las dos cucharaditas de tu té. Tápalo y deja que se repose por unos 10 minutos, luego de esto tendrás que colarlo y estará listo para que lo bebas.

            Se recomienda que se ingiera al menos 3 veces al día. En caso de que lo creas necesario, puedes endulzarlo con un poco de miel.

            Té de manzanilla para gases y mala digestión

            Preparar té de manzanilla con un poco de anís y raíz de malvavisco te ayuda con una poderosa acción antiinflamatoria, a la vez que calma los problemas estomacales más comunes.

            Ingredientes

  • 1 cucharada pequeña de manzanilla seca.
  • 1 cucharada pequeña de semillas de anís.
  • 1 cucharada pequeña de milenrama.
  • 1 cucharada de raíz de malvavisco picada.
  • 1 cucharada pequeña de filipéndula.
  • 500 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

            Sólo tendrás que colocar a hervir los 500 ml, y una vez que el agua esté en su máximo punto tendrás que agregarle tu mezcla. Dejarás que todo se repose por unos 5 minutos y lo colarás antes de beberlo. Se recomienda ingerir de dos a tres veces al día.

¿El té de manzanilla tiene contraindicaciones?

A lo largo de este artículo te hemos hablado maravillas respecto al té de manzanilla, pero no podíamos cerrarlo sin antes contarte el otro lado de la historia. Y es que este puede afectar tu salud de manera negativa.

La mayoría de las personas puede ingerirlo sin tener ningún tipo de problemas, pero otras también corren con el riesgo de tener una reacción alérgica como una contraindicación del té de manzanilla.

Entre los síntomas están las erupciones cutáneas, la hinchazón de la garganta, y hasta la dificultad para respirar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *